Dos personas asentadas vestidas con ropa local de Merruecos en un mercado artesano en Merzouga

Te damos 10 razones para venir de vacaciones a Marruecos

Que somos los fans número uno de Marruecos ya lo sabes, sobre todo si has leído otros artículos de nuestro blog.

Es un país que nos fascina, especialmente el desierto Erg Chebbi, que nos robó el corazón de tal manera que decidimos iniciar aquí nuestro proyecto de vida hace ya siete años.

Además de quedarnos colgados del desierto, descubrimos que unas vacaciones en Marruecos computan como punto de giro vital siempre, por eso casi todo el mundo repite.

Qué exageración, estarás pensando.

Bueno, espera a ver todos los motivos por los que unas vacaciones en Marruecos es una gran idea y ya hablamos.

¿Lo vemos?

10 razones para pasar tus vacaciones en Marruecos

Si tuviéramos que escoger una sola palabra para resumir lo que vas a vivir en unas vacaciones en Marruecos sería «exotismo».

Todo en este país es diferente a lo vivido hasta la fecha: desde el idioma, pasando por las costumbres y terminando por sus paisajes. Así que mete en la maleta una buena dosis de “be water my friend”, que diría Bruce Lee, y a disfrutar.

Con esta mente abierta, empecemos con los diez motivos por los que visitar tierras marroquís en tus vacaciones puede ser una experiencia muy tremenda.

1 – La cultura

Si pensabas que en unas vacaciones en Marruecos todo iba a ser desierto y zocos, alucinarás cuando compruebes la diversidad de museos, artesanía y músicas que tienen.

Piénsalo bien… ¿Qué se puede esperar de un país en el que han habitado tantas culturas diferentes a lo largo de su historia?

A las tribus bereberes se han ido uniendo con el paso de los siglos fenicios, romanos, franceses, portugueses, españoles y ¡hasta judíos!

De hecho, en Casablanca puedes visitar el único museo judío de todo el mundo musulmán.

Lo que sí ha sobrevivido a la apisonadora que es la historia es su artesanía; alfarería, alfombras y joyas hechas a la manera tradicional y que podrás comprar en cualquiera de sus zocos por unos precios muy asequibles.

2 – La naturaleza

La naturaleza de Marruecos tiene todo tipo de paisajes llenos de contrastes.

Además del desierto tenemos palmerales, gargantas, cañones y cataratas que construyen paisajes de dimensiones descomunales.

Una decena de Parques Naturales y espacios protegidos varios son el palmarés de este país en el que te puedes sumergir en naturaleza salvaje y auténtica para hacer rutas de senderismo, sandboard por dunas gigantescas o paseos a lomos de un camello.

3 – La aventura

Unas vacaciones en Marruecos te garantizan, si quieres, buenas dosis de aventura.

Es verdad que habrá quien te diga que aquí las cosas se pueden torcer en cuestión de segundos y que todo lo que habías planificado se puede ir al traste.

Precisamente esos giros son los que te traen la diversión de la improvisación, con situaciones que se resuelven de la manera más insospechada.

Eso es lo que hace que acabe el día y sientas una satisfacción enorme. Nosotros lo sabemos bien porque vemos la emoción que traen nuestros visitantes cuando vuelven al camp al final de la jornada, después de las actividades que organizamos.

Chica en una excursion en camello en el desierto del Sahara de Marruecos, con un bereber nativo ayudandola.

4 – Sus colores

La paleta de colores que vas a vivir en unas vacaciones por tierras marroquís se va a quedar grabada a fuego en tu retina.

Prepara la cámara porque los fotones que salen aquí a cada paso son de escándalo.

Los tonos tierra del adobe de las Kasbahs que se integran en el paisaje, el dorado de las dunas del desierto o el azul potente que verás por ejemplo en las calles de Chefchaouen son solo unos ejemplos de la pantonera que te espera.

5 – La arquitectura

La diversidad cultural de la que hablábamos antes también se deja ver en la arquitectura, naturalmente.

En unas vacaciones en Marruecos visitas gran variedad de edificaciones y te alojas en otras tantas, así que ve añadiendo palabras como medina, mezquita, Kasbah, ksar, vivac o Riad a tu vocabulario porque seguro que te vas a encontrar con ellas en tu aventura marroquí.

En todos nuestros tours incluimos la visita al menos a una Kasbah como puede ser Ait Ben Hadu y por supuesto la inmersión en las medinas de Marrakech o Fez, según el que escojas.

6 – Los zocos

No puedes venir a Marruecos y no ir a un zoco. Son un espectáculo, y por eso los incluimos en nuestro catálogo de actividades.

Los zocos son mercados repletos de cerámica, marroquinería, cestería, alfombras y también comida y especias.

En estos espacios se mezclan los lugareños haciendo sus propias compras con los turistas, lo que les da un saborcillo muy especial.

Ojo con los zocos porque son adictivos. Eso sí, tienes que estar preparado para regatear e ir sin prisa. Aquí nada sale al precio inicial de venta.

Si superas eso, te harás con los recuerdos de Marruecos más auténticos a muy buenos precios.

Y un consejo: abre bien todos tus sentidos porque en un zoco marroquí los olores, sabores y sonidos son un ingrediente muy importante.

Jamaa el Fna also Jemaa el-Fnaa, Djema el-Fna or Djemaa el-Fnaa is a square and market place in Marrakesh, Morocco, Africa. UNESCO Masterpiece of the Oral and Intangible Heritage of Humanity.

7 – La gastronomía

Si te gusta el picante y los platos muy especiados, en Marruecos disfrutarás de lo lindo.

Las recetas marroquís están protagonizadas por los tajines y cuscús preparados con pescado, pollo o cordero que crían ellos mismos.

Y para acompañar: y más té, la bebida por excelencia del país que beben a litros los marroquís desde niños.

Y no se entiende la gastronomía marroquí sin la gran cantidad de dulces que tienen hechos a base de ingredientes como las almendras, la miel y la sémola. Seguramente el más famoso sea el chebakia, un pastel en forma de flor cubierto de miel y semillas de sésamo que al freírlo queda muy crujiente.

8 – Sus gentes

Si por algo destacan los marroquíes es por su simpatía y amabilidad.

La hospitalidad está en su ADN y cuando visitas uno de sus pueblos, vas a comer a un restaurante o te alojas en sitios como Kam Kam Dunes, atendidos por gente del lugar, se esfuerzan al máximo para que te sientas como en casa.

La mayoría hablan algo de francés y español por aquello de haber sido colonizados y muchos chapurrean el inglés. Lo que es seguro es que se harán entender para que te sientas cómodo.

Son amigables y pacíficos hasta decir basta, lo que hace que te sientas seguro en todo momento. De hecho, Marruecos es un país muy seguro para los visitantes extranjeros, otro de sus encantos.

9 – El Sahara

Si nos sigues desde hace tiempo sabrás que nuestro campamento está en pleno corazón del Sáhara a su paso por Marruecos, en el desierto Erg Chebbi.

Sí, hay más desiertos en el país pero el nuestro es el que tiene las dunas más cañeras, al menos desde nuestro punto de vista.

Por no quitar protagonismo a lo que hemos venido a hablar hoy, pásate por el post que publicamos hace muy poquito sobre qué desierto visitar en Marruecos, que te ayudará a hacerte una idea de las opciones que tienes.

Nuestra propuesta la tenemos muy clara.

Para unas vacaciones en Marruecos inolvidables lo mejor es que vueles a Marrakech, donde te puedes quedar uno o dos días para disfrutar de todo lo que la ciudad tiene que ofrecer, que es mucho, y de ahí moverte al sur.

Para hacerlo, te recogemos en un 4×4 y te bajamos a Erg Chebbi con una o varias paradas; depende de los días de los que dispongas.

En cualquier caso, para empaparte bien de la magia marroquí, nuestros guías locales te irán contando historias y anécdotas de cada lugar que visitéis juntos.

Vista de camellos en el desierto de Erg Chebbi en Merzouga a traves de un viaje en coche 4x4.

10 – Los precios

No hay destino tan exótico y barato como Marruecos.

A ver, si quieres, en unas vacaciones en Marruecos puedes gastarte lo que tu imaginación te permita (que esperemos que pueda ser mucho), porque aquí hay mucho nivel.

Sin embargo, si eres de placeres un poco más estándar, este es un país en el que puedes alojarte por un módico precio en vivacs de alto nivel como el nuestro, comer verdaderas delicias por unos pocos euros y desplazarte con costes muy bajos, sobre todo si lo comparas con otros países de África.

Y hasta aquí nuestra lista de motivos para pasar tus vacaciones en Marruecos y apuntarte a alguno de nuestros tours; o hacer uno a medida para ti si lo prefieres. Todos ellos son recorridos diseñados para que te enamores de la quintaesencia de este maravilloso país.

Qué, ¿cuándo te vienes?

Comparte este post
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Quieres suscribirte?

Politica de Privacidad(Required)

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Descarga Gratis

Guía para viajar al desierto de Marruecos con estilo

Como planear tu aventura en Marruecos. También incluye los mejores restaurantes, riads y hoteles de Marrakech y Fez.

Descarga la Guía Gratuita

Déjame aquí abajo tus datos para enviarte la guía en un plis plas.
Politica de Privacidad(Required)

Descarga gratis la Guía de viajar con estilo al desierto de Marruecos y pon en marcha tu viaje a Merzouga con este buen puñado de tips de viaje y rutas para comenzar a planear el viaje hoy mismo.